Carne de Ternero

Las crías crecen tomando leche materna y lo que destaca es que en su crianza no se usan anabólicos u otras sustancias aceleradoras del crecimiento.

El producto final es una “carne tierna, jugosa, baja en colesterol, con poca grasa, con una buena relación de Omega 3 y Omega 6 y cuenta con certificación de su naturalidad y de sus cualidades”, lo que le da un valor agregado versus los competidores industrializados. Por esto es muy cotizada por restaurantes y hoteles gourmet.